Los distintos tipos de botellas de vino

La botella de vidrio es el envase más adecuado para contener vino, ya que sus características físicas hacen que sea totalmente impermeable, aséptica y duradera, y como si esto fuera poco cuenta también con la capacidad de no alterar el producto contenido. 
Sin embargo en esta nota no nos abocaremos a la descripción de las cualidades de tan noble envase, sino que describiremos los distintos formatos en que podemos encontrarlo.

Bourdeos o bordelesa
Proveniente de la región francesa que le da su nombre. 
Es la clásica botella de vino y la más difundida. Cilíndrica y de hombros pronunciados que ayudan a la retención de depósitos al momento del servicio y por ello muy utilizada en vinos con algún tipo de guarda.


Borgoña
Cilíndrica, de hombros caídos y cuello largo, aunque no tan difundida como la bordelesa también es muy utilizada, generalmente para vinos blancos y tintos jóvenes, al igual que la anterior proviene de la región francesa homónima.
Renana o Rhin
Oriunda de Alemania, casi no posee hombros, es alta y angosta, comúnmente utilizada para vinos blancos se presenta en color ámbar o verde.
Champañesa
Similar a la borgoña, pero más gruesa y robusta para poder soportar la segunda fermentación en botella sin estallar. Es la más utilizada al momento de embotellar vinos espumantes, su origen es la región francesa de Champagne.
Franconia o Caramañola
De formas redondas y achatadas. Generalmente se utiliza para envasar vinos tintos.
Tradicionalmente los colores utilizados para la elaboración de botellas eran el ámbar (marrón) y el verde esmeralda, sin embargo en la actualidad, en el afán de las bodegas de diferenciar sus productos de los demás, podemos encontrar botellas de color verde esmeralda, verde hoja seca, verde agua marina, verde oliva, blanco, ámbar y azul. Y si bien no existe una reglamentación al respecto se sabe que el color del vino protege de la luz y por ello el vidrio blanco se suele utilizar para contener vinos blancos y rosados, el ámbar para blancos especiales, el verde esmeralda en tintos y el azul en algunos vinos alemanes, por ejemplo. 
Es el vidrio verde oliva el que confiere una mejor protección a los vinos y por ello es el elegido para almacenar vinos con algún tipo de guarda.
Otro aspecto muy influyente a la hora de la guarda de los vinos es el tamaño de la botella, ya que en una de 1,5 litros, por ejemplo, el vino se conservará durante más tiempo, esto se debe a que la evolución del vino en la misma es más lenta.



Capacidad botella (litros)
Denominación
0,187 l. (1/4 Standard)
Benjamín o Piccolo
0,375 l. (1/2 Standard)
Demiboite
0,75 l. 
Standard 
1,5 l. (2 Standard)
Magnum
3 l. (4 Standard)
Jeroboam
4,5 l. (6 Standard)
Rehoboam
6 l. (8 Standard)
Methuselah
9 l. (12 Standard)
Salmanazar
12 l. (16 Standard)
Balthazar
15 l. (20 Standard)
Nebuchadnezzar
18 l. (24 Standard)
Merchior o Solomon
27 l. (36 Standard)
Primat
30 l. (40 Standard)
Melchizedek


Por: Laura Decurnex
Sommlier

*Nota publicada originalmente en Bebidas & Cia http://www.vinodeuruguay.tv/Revista.htm
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s