Cualquiera puede maridar.

“Cualquiera puede cocinar” decía en gran chef Gusteau en la película Ratatouille. Hoy yo les digo que cualquiera puede maridar…

Para realizar un buen maridaje‚ lograr una buena armonía entre alimentos y bebidas‚ solo se necesita conocer a profundidad los elementos con los que se trabajará; es decir‚ saber por ejemplo como se presenta un vino Cabernet Sauvignon joven de determinado productor y cuales son las características de un solomillo cocido al horno con hierbas y acompañado de salsa de champiñones; y cuál sería la diferencia si la salsa fuera de pimientas ó si la carne estuviera asada a la parrilla…

Entonces; suena muy sencillo pero la verdad es que se necesita de mucha atención‚ memoria y práctica.

La práctica hace al maestro dicen‚ y en este caso puede resultar así. La clave radica en dejar de comer por comer y tan sólo saciar el hambre; y dejar de tomar sólo por calmar la sed.

Si bien suena bastante fácil‚ convertirse en un experto lleva años de observación y estudio. Años de experimentar con cuantas comidas y bebidas se nos crucen en el camino. Lo positivo es que tampoco es que sea una tarea tediosa si uno disfruta de probar de todo…

Ya sabido es por muchos que la vieja regla que decía que las carnes blancas deben acompañarse de vinos blancos y las carnes rojas de vinos tintos está casi obsoleta. En su lugar yo recomiendo utilizar la siguiente: Platos intensos – Vinos intensos; Platos ligeros – Vinos ligeros. Olvidándonos de los colores.

Así un pollo al vino tinto irá muy bien‚ justamente‚ con un vino tinto aunque el ingrediente principal sea una carne blanca. Cómo también una carne roja magra a la plancha‚ con guarniciones ligeras‚ tranquilamente puede acompañarse de varios vinos blancos.

Otro punto importante‚ y pocas veces mencionado‚ es que es fundamental conocer el estilo del chef o cocinero. Ya que incluso con una misma receta la mayoría de las veces un plato varía según las manos que lo prepararon.

En casa; donde durante una comida todos nos serviremos el mismo plato‚ es mucho más fácil elegir un solo vino para acompañarlo y compartir opiniones acerca de la combinación. En cambio en un restaurante generalmente pedimos platos muy dispares entre sí; por lo que lo mejor es elegir un vino que se adapte lo mejor posible a varias preparaciones. Un vino tinto de reserva‚ que acompañara a las mil maravillas carnes fuertes‚ difícilmente armonice con una pasta con vegetales salteados y mariscos. Lo ideal en estas ocasiones es elegir dos vinos distintos por ello son cada vez más los restaurantes que ofrecen buenos vinos por copas.

En definitiva¸ mi opinión es que todos podemos realizar buenos maridajes siempre y cuando seamos curiosos y aplicados. Así es que les queda como tarea para el hogar comenzar a practicar. Es un gran esfuerzo‚ pero alguien tiene que hacerlo… No? A ver si al final me dan la razón y terminamos reafirmando que “Cualquiera puede maridar”…

Laura Decurnex
Sommelier
*Nota publicada originalmente en Bebidas & Cia http://www.vinodeuruguay.tv/Revista.htm en su edición #XVI
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s