Canción de hielo y fuego, la lucha contra las heladas

Hace unos días nos despertamos con la noticia de que Francia nuevamente lucha contra las heladas que acaban con gran parte de la producción del año en Champaña, Burdeos y Borgoña. Incluso, en el caso de algunos productores, destruye el total de los brotes de sus viñedos por lo que aseguran que este año no podrán producir vino.

2

Cómo ya mencioné, no es la primera vez que sucede esto en los viñedos galos, sino que el año pasado ya se había vivido un episodio similar, que el fotógrafo Aurélien Ibanez dio a conocer a travez de imágenes que parecen reflejar gran belleza; hasta que uno conoce el contexto, claro, y hasta que cae en cuenta de que muchos productores vieron afectados su trabajo de todo un año, y de que no sólo se verá afectada esa cosecha, sino que les llevará un par de años recuperarse y volver a producir con normalidad. Pues bien, antes de que transcurriera el tiempo necesario para la recuperación, esos viñedos han sido afectados nuevamente e incluso dicen que el impacto es aún más grande que en la vendimia anterior.

3

Claro que volteamos la mirada a Francia porque es lo que hoy sale en las noticias, pero no es ni por lejos el único país que se ve afectado por este fenómeno meteorológico, incluso me animo a decir que los franceses están mejor preparados que productores de otras latitudes para afrontarlo; y así y todo la naturaleza puede ser implacable. España también ve perjudicadas sus regiones de Rioja Alavesa, Ribera del Duero y Rueda, y en el resto del mundo, en otros años que no han gozado de difusión, también se han dado fenómenos similares.

5

Las heladas pueden ocurrir en otoño, invierno o primavera, pero es durante esta última época cuando las plantas tienen brotes y en algunas ocasiones muy desarrollados, que es cuando son más sensibles, y si de repente son expuestos a temperaturas de varios grados bajo cero es cuando se corre el riesgo de perder toda la producción.

Cómo se combate

Los viñateros franceses recurrieron a viejas técnicas para intentar combatir las tan bajas temperaturas, como por ejemplo, quemar por las noches cientos de pequeñas hogueras  controladas entre las viñas, a modo de mantener una temperatura en la que se pueda al menos salvar la planta.

16

Otra técnica consiste en regar las plantas con aspersores buscando que se cree una capa de hielo en su superficie: “Este método de protección se basa en el siguiente fenómeno: para que el proceso de congelación suceda, el agua debe ceder calor (el llamado calor latente), que pasará a las yemas brotadas, creando una especie de efecto iglú en torno a ellas. A la mañana siguiente, cuando la temperatura vuelve a ascender, hay que seguir aportando agua para que esta vez el paso de estado sólido a estado líquido no se produzca tomando  calor de los brotes -lo cual produciría el efecto contrario al deseado-, sino de nuevo con agua rociada sobre el hielo anteriormente formado.” dicen desde el blog de Bodegas Comenge 

Laura Decurnex – Sommelier

Imágenes: Aurélien Ibanez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s