El diario de cata, memoria implacable

Diario de cata en Word

Los asiduos catadores sabemos que el diario de cata de vinos es una herramienta fundamental. De él se habla poco, pero hoy te voy a contar por qué es tan importante.

Digamos que catas vinos desde hace unos 6 años… ¿Te acuerdas cuál fue el primer vino que cataste? O ¿qué aromas tenía?, ¿Cómo era el cuerpo de ese vino?.

Son preguntas complejas porque en general uno no recuerda las respuestas con certeza; con el paso del tiempo uno suele idealizar o, en palabras de García Márquez, “La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.” Y también, nosotros simples mortales, podemos ser más crueles y exagerar un juicio negativo.

Pues bien, es aquí dónde radica la importancia de un diario de cata ya que es un reflejo fiel de lo catado; y por supuesto que será mejor cuanto más detallado sea. Si encuentro una reseña del vino “X” y sólo está acompañada por el comentario “Me gustó” no será de mucha ayuda, tengo que saber porqué me gustó, en qué contexto… Te sorprenderá saber que tus propios gustos pueden variar de tiempo en tiempo y además de conocer tu estilo favorito un diario de cata de vinos te ayudará a comparar vinos de añada en añada o por varietales y recordar con qué platos iban bien, entre otras cosas.

Cómo llevar un diario de cata

Es importante que en tu diario de cata tomes nota siempre de:

  • Nombre del vino
  • cosecha (año que aparece en la etiqueta e indica cuando se recogió la uva)
  • Composición varietal (uva o uvas que se utilizaron en su elaboración)
  • Productor
  • Origen
  • Otros datos técnicos que consideres importantes cómo el contenido de alcohol (%vol)

Todos estos datos suelen venir incluidos en la etiqueta o contraetiqueta de los vinos.

Además colocarás todas tus impresiones sobre el color del vino, aromas, texturas, sabores; si quieres puedes ir más allá y proponer un maridaje que probarás luego. Si tienes el dato del precio del vino es bueno que lo incluyas en tus notas porque te posibilitará concluir si el vino tiene, o no, buena relación calidad – precio (RCP) y por último, pero no menos importante, indica dónde y con quién lo cataste; en ocasiones la compañía es un factor determinante en las percepciones que tenemos de un vino, al igual que la cantidad de botellas descorchadas en una misma ocasión.

Diario de cataEl soporte

Puedes llevar tu diario de cata dónde te sea más cómodo, un cuaderno común y corriente servirá, también el bloc de notas o la grabadora de audio de tu celular, o un archivo en tu computadora. Yo, por ejemplo, prefiero tomar mis notas a mano, en un cuaderno, pero luego las vuelco en un archivo de Word, al que nunca se le acaban las hojas y con la facilidad de que puedo hacer búsquedas y filtrar resultados. Además de tener un respaldo del trabajo de muchos años.

Dejame un comentario y contame vos también si llevas un diario de cata de vinos y cómo lo haces.

Laura Decurnex – Sommelier

Anuncios

2 comentarios sobre “El diario de cata, memoria implacable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s