Vinos con Jet Lag? Vinos en Shock!

El Jet Lag es un mal frecuente del viajero de largas distancias. Puede también afectar a los vinos?

vino viaje reposo (1)

La respuesta es sí, los vinos pueden sufrir la enfermedad de la botella también llamada “Bottle Shock” o “Travel-Sickness”. En ambos casos el vino entra en “Shock” y momentáneamente se muestra desequilibrado y sin aromas.

Antes que nada debemos recordar que el vino es un producto vivo que continúa su evolución aún en botella. No por nada las recomendaciones para su guarda incluyen un apartado donde indican que el vino no debe estar expuesto a constantes vibraciones o movimientos bruscos ya que sus posos (o sedimentos), compuestos responsables del color, textura, aroma y sabor pueden alterarse. Lo mismo ocurre cuando son expuestos a repentinos cambios de temperatura.

Mi experiencia

Con frecuencia tengo la fortuna de recibir vinos que me llegan del extranjero o de otros departamentos bolivianos. En el primer caso las botellas viajan generalmente por avión alrededor de 5, 6 y hasta más horas. En el segundo viajan desde el interior del país por tierra durante unas 8 a 16 horas. Pero en ambos casos el vino está constantemente sometido a movimientos torpes propios del transporte, con el adicional cambio de la presión interna de la botella al llegar a una ciudad de altura, como es La Paz, ubicada a los 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Me acusarán de muy precavida, pero cada vez que recibo botellas en estas condiciones las dejo reposar como mínimo un mes para que el vino se estabilice. De lo contrario, si el vino se hubiera visto muy afectado durante el viaje, y yo no tengo paciencia para esperar que repose, podría encontrarme con un vino que no se muestre correcto y nunca voy a saber si esa era su naturaleza o todo es culpa de mi ansiedad; y créanme que la duda me quitaría varias noches de sueño…

No está definido cuánto tiempo deben reposar las botellas luego de un largo y agitado viaje. Las fuentes más ansiosas dicen que con unos tres días basta; otros llegan hasta las ocho semanas argumentando que ya que estamos ante un vino que no nos encontramos con frecuencia no nos cuesta nada esperarlo pacientemente. En lo que sí coinciden generalmente es en que los vinos jóvenes se reponen más fácilmente que los añejos o los vinos sin filtrar, ya que estos dos últimos tienen sedimentos en suspensión.

Ahora ya sabes, cuando viajes con vinos dales un tiempo de reposo que te lo van a agradecer mucho y vos lo vas a disfrutar mejor.

Contame en los comentarios cómo fue tu experiencia con los vinos viajeros.

Lau Malbec, una sommelier en Bolivia.

5 comentarios en “Vinos con Jet Lag? Vinos en Shock!

  1. Hola Lau y Nico( que ya lo encontré en dos notas. Dicen que las casualidades no existen y cada vez que me pasan estos encuentros “ fortuitos”, me emociono. Linda nota y curiosa al mismo tiempo, me encanta el vino y suelo disfrutarlo los viernes ya que coincide con mi buen humor de inicio de fin de semana. Coincido con el tratamiento del vino, al que añado una charla previa al descorche y alguna melodía tranqui. Luego del primer sorbo , un “ felicitado “ agradecimiento de tenerlo y voilà. Hagan la prueba. Saludos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .