Café – Metodo Sifón o Al vacío

Parece cosa de científicos locos, sin embargo a mí me parece muy racional que su creador haya querido tomar un rico café aún mientras trabajaba en su laboratorio…

No estoy segura de que Loeff de Berlín haya sido científico, pero el modelo de esta cafetera deja volar mi imaginación.

En Alemania Loeff de Berlín creó el método del sifón en 1830, no obstante la francesa Marie Fanny Amelne Massot, mejor conocida como Madame Vassieux, lo patentó en 1841 y se dice que el diseño actual de esta cafetera es de 1914.

Este método para la preparación de café, también llamado Sifón japonés o Método al vacío, fue muy popular en su momento aunque muy pronto se discontinuó por su poco práctico uso frente a otras técnicas que requerían de menor esfuerzo. Sin embargo, no hace muchos años, resurgió en Asia y prontamente se expandió por Europa y Norteamérica.

sifón café al vacío

La Cafetera

La cafetera se conforma de varias partes. Cuenta con dos recipientes contenedores de vidrio, en el que se ubica en la parte inferior se añade el agua desde el inicio de la preparación y el contenedor superior será en el que depositaremos el café molido, además en la base de este último se ubicará el filtro. Estos contenedores se conectan entre sí por medio de un tubo central con la ayuda de juntas de goma que favorecen el cierre óptimo para la creación del vacío. Por ultimo nos encontramos con que tiene su fuente de calor propia, generalmente un mechero de alcohol, gas, eléctrico o halógeno.

¿Cómo se prepara un café en Sifón?

El método del sifón trabaja según el principio de expansión y contracción de los gases (en este caso vapor de agua). Gracias a la fuente de calor el agua contenida en el recipiente inferior se calienta y el vacío fuerza al vapor creado a subir por el tubo hacia el recipiente superior donde está el café molido y, por ende, se realiza la infusión. Una vez que toda el agua está arriba quitamos la fuente de calor provocando que el gas se contraiga; el contenedor inferior se enfría y obliga al café a caer nuevamente en él.

El resultado

Este método proporciona una bebida bastante versátil; ya que al combinar el método de inmersión completa con el de filtro nos dará una infusión limpia pero con cuerpo. No requiere de una molienda, ni tiempo de infusión estándar, lo que permite que el barista consiga llevar a la tasa lo mejor del grano. Sin lugar a dudas su atractivo visual es la clave de su nuevo éxito, por ello te dejo un video para que lo veas vos mismo…

Lau Malbec, una sommelier en Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: