Historia de la cocina boliviana con Beatriz Rossells

El Movimiento de Integración Gastronómico Alimentario (MIGA) y la Fundación para el Periodismo nos convocaron nuevamente el pasado 16 de junio en el marco del Programa de Formación en Periodismo Gastronómico con Identidad, en esta ocasión para conocer a cerca de la Historia de la Cocina Boliviana de la mano de Beatriz Rossells, antropóloga e historiadora de la gastronomía nacional.

La señora Rossells es autora del libro “La gastronomía en Potosí y Charcas Siglos XVIII, XIX y XX. En torno a la historia de la cocina boliviana.”; a través de su disertación viajamos por los hitos de la historia gastronómica americana y, principalmente, de Bolivia desde la época prehispánica, pasando por la llegada de nuevas tecnologías agrarias, ingredientes, técnicas culinarias, etcétera.

En su libro se recopilan varios recetarios y libros de gastronomía de la época colonial que nos permiten conocer con claridad cuales eran las costumbres de la mesa de aquel tiempo y de qué manera nació la cocina criolla, a partir de la fusión de diferentes culturas. Sin dudas una obra de consulta constante para el mayor conocimiento de la cocina nacional.

Posteriormente los chefs Anahí Reyes -Presidente de MIGA- y Pierre Van Oost -Presidente de la Asociación de Chefs de Bolivia– en las cocinas del Instituto Técnico CEFIM nos guiaron para comprender el mestizaje de la culinaria nacional cocinando juntos un plato típico de la cocina francesa, cómo es el Coq au vin y su adaptación e innovación con productos locales que dio origen al K´oko de pollo; plato muy reconocido de la gastronomía chuquisaqueña que, entre otras cosas, suplanta el vino con chicha.

Cocinando con Pierre Van Oost

Cocinando con Anahí Reyes

Otra actividad sumamente enriquecedora de esta agenda que entusiasma, promueve y motiva.

Laura Decurnex – Sommelier

Pique lobo en La Casa de Campo

El fin de semana pasado estuve en Cochabamba en un viaje relámpago, por lo que no había mucho tiempo para nada… aunque siempre hay tiempo para disfrutar de algo rico.

Eran las 6 de la tarde y con algunos amigos nos disponíamos a cenar; si, ya sé que era temprano para cenar, pero igual nos embarcamos en la tarea. Fuimos hasta la Recoleta y en el pasaje El Boulevard entramos en el restaurante La Casa de Campo, tal había sido la elección de los amigos locales para agasajarnos. Nuestra intención era probar algún plato típico y vaya si lo conseguimos!

Cuando uno va a Cocha (como le decimos los amigos) hay al menos dos platos que no puede dejar de probar; uno es el silpancho, o su versión en sándwich trancapecho, y el otro es el pique macho. En La Casa de Campo hacen su propia versión de este último llamada pique lobo y sin mucho dudar varios nos decantamos por esta opción.

El pique

Un pique macho tradicional conjuga trozos de carne, salchichas, papas fritas, tomate, huevo, locoto, aceitunas y pimiento morrón, todo picado en un mismo plato. Sin embargo el pique lobo se caracteriza por tener mucho, mucho caldo.

En el pique lobo uno encuentra abundantes trozos de carne muy tierna, chorizo muy delgado (tipo salchicha parrillera o chorizo chuquisaqueño, pero más delgado aún) muy bien sazonado, tripitas y en lo hondo del plato papas fritas sumergidas en un caldo que no se puede explicar la explosión de sabores que imprime en el paladar, simplemente no hay palabras para describirlo pero pueden ir olvidándose de las sutilezas, todo es “muy”! tal vez lo más recatado sean las dos o tres rodajas de tomate y locoto que lo coronan.

La porción también es tamaño “muy”, abundante hasta la saciedad. Ojo que cómo dije antes era temprano para cenar, la próxima iré bien preparada, sin haber almorzado y ya van a ver cómo no me gana. La cuestión es que no lo pude terminar, pero como los amigos se antojaron postre y pidieron helado de chocolate a base de quinua yo hice lo propio… pena por mi porque ya no les quedaba; y aquí comienzan los leves vaivenes de un servicio que hasta el momento había sido bueno y bastante atento, el mozo me ofrece una helado mixto prometiendo que sería de chocolate y vainilla pero finalmente terminó siendo de café… si bien no probé lo que quería debo admitir que no estaba mal.

La Casa de Campo

El ambiente del lugar es muy agradable, las mesas grandes y cómodas, la atención buena, dirigida por mozos digamos “de bodegón”, hombres mayores enfundados en camisas blancas, pantalones negros y con mucho oficio, lo que les permite tomarse una licencia del uso de la sonrisa obligada para quienes trabajan en servicio ya que la falta se ve bien recompensada con la eficiencia de su trabajo; casi todos los platos llegaron juntos a la mesa.

La critica es tal vez a la música, en un momento debimos pedir que la bajaran puesto que no nos escuchábamos entre nosotros y para colmo se trata de música latina, que a varios nos indigesta… concuerdo con un comentario de la mesa que decía que ya que es un restaurante dónde concurre mucho turista debería pensar en poner solo música típica nacional.

Dirección: Recoleta Pasaje Boulevard N° 618, Cochabamba, Bolivia – Teléfono+591 4 4243937

Delicioso el pique lobo, aunque he de reconocer que las verduras, y la frescura que aportan al plato original, se hacen extrañar un poco. Sin dudas una parada obligada cuando estén en Cochabamba.

Laura Decurnex – Sommelier

Innovación, vanguardia y tendencia con el chef Diego Prado

El blog de Lau Malbec
El chef Diego Prado impartiendo su clase – Ph. GUSTU

Domingo, 4:30 de la tarde, una semana donde las temperaturas habían caído bruscamente en La Paz y en la que todo el mundo anduvo enloquecido con los festejos del Día de la Madre terminaba para mi en GUSTU.

Allí esperaba el chef Diego Prado, coordinador del BCLab – Laboratorio del Basque Culinary Center para impartir una clase magistral sobre Tendencias y Metodologías creativas.

Diego nos habló acerca de la innovación y el ciclo de creación; de cómo todo parte de buscar soluciones poco convencionales desde cosas conocidas gracias a la necesidad de trascender; y de cómo el método Kanban, utilizado por Toyota para la creación de automóviles, es también aplicable a la gastronomía que busca innovar; además de otros sistemas adaptables para el mismo objetivo.

Mencionó así mismo el concepto de Innovación incremental en el cual a partir de dos cosas conocidas se puede crear algo nuevo, independientemente de que el resultado sea bueno o malo, y en el que pueden reunirse técnicas contemporáneas, influencias foráneas, técnicas autóctonas, productos poco convencionales, la descontextualización de los ingredientes, etc.

El blog de Lau Malbec Vino y Más
Innovación, vanguardia y tendencia con el chef Diego Prado – Ph. GUSTU

Cuando llegó el momento de hablar de las regiones que marcan tendencias gastronómicas Prado destacó cinco puntos: Países nórdicos, España, Asia, Estados Unidos y Latinoamérica. Nos decía que con sólo ver un plato montado uno pude advertir con facilidad qué tendencia gastronómica sigue el chef o restaurante.

En el caso de los Países nórdicos el minimalismo y la austeridad mandan, sus platos se inspiran principalmente en la naturaleza y trabajan con productos de la zona y de estación desarrollando lo que se conoce cómo gastronomía Km O.

En España, no cabe ninguna duda de que el precursor es El Bulli, trabajan con productos cosmopolitas y aquí es la técnica la que dirge la batuta, puesto que los motanjes pueden ser muy variados.

En Asia la técnica es también muy importante, además está muy influenciada por España y Francia, y en el último tiempo también por los escandinavos.

Llegando a EE.UU. se mencionó como precursores a Le Bernardin, The French Laundry y Per Se, entre otros, y una alta influencia bulliniana, a la que se está sumando la tendencia nórdica, pero con productos muy cosmopolitas y quizás su toque más distintivo venga dado por la teatralidad en el servicio; se da mucha importancia al cómo se sirven las cosas más allá de lo que se sirva.

Por último en Latinoamérica nos encontramos con una influencia no sólo gastronómica sino también cultural de España muy importante pero además cada país tiene su propia identidad e influencia de colonias extranjeras. Hoy la tendencia viene dada por los nórdicos y El Bulli, donde trabajaron muchos chefs que luego regresaron a sus países de origen a aplicar lo aprendido con productos locales, y es aquí dónde radica la importancia de Latinoamérica en la riqueza de productos.

Sin dudas una clase muy enriquecedora, muchas gracias GUSTU por la invitación.

Laura Decurnex – Sommelier

Gastronomía japonesa

Hace ya varios años cuando realicé el “Recorrido por las Cocinas del Mundo”, una serie de eventos consistentes en cenas-maridaje donde armonizaba cocina internacional y vinos, hice un estudio bastante extenso sobre la gastronomía japonesa. (En estos eventos también trabajamos, entre otras, con cocina brasilera y cocina amazónica) Mi costumbre de dejar todo asentado en papel ha hecho que hace unos días encontrara mis apuntes al respecto y hoy tengo ganas de compartirlos con ustedes, así que vayamos al grano (de arroz).

sushi

Algo de historia

Es por todos sabido que el ingrediente principal de la cocina de Japón es el arroz, grano que fue introducido desde Asia hace unos 200 años y que servido con verduras de época y pescado es la esencia de la cocina de aquel país.

Luego de la introducción del budismo, más precisamente en el Siglo VI, leyes y edictos imperiales hicieron que el consumo de carne de animales y aves vaya en descenso hasta casi desaparecer. Y ya en el Siglo XV aparecen ingredientes a base de soja que se siguen utilizando hasta el día de hoy; como la salsa de soja, miso, tofu y otros.

En la segunda mitad del S XVI llegan a la región misioneros europeos que traen consigo sus costumbres culinarias; es así como la combinación del método de fritura de españoles y portugueses con el método chino de cocer las verduras en aceite llevaron al desarrollo del tempura, plato japonés de mariscos y verduras fritos.

Luego, a mediados del Siglo XIX que se introducen muchas nuevas costumbres gastronómicas de influencia occidental, la más importante es el consumo de carne.

Las alternativas más habituales al menú tradicional japonés son los salteados de carne y verduras al estilo chino, y carne de res o cerdo a la plancha al estilo coreano.

sushi

De qué hablamos cuando hablamos japonés?

Las técnicas de cocción de los alimentos pueden, desde luego, ser muy variadas. Veamos a qué se refiere cada uno de los nombres

  • Sashimi (Laminas delgadas de pescado crudo)
  • Suimono (Sopa ligera)
  • Yakimono (comidas asadas)
  • Mushimono (Comidas al vapor)
  • Nimono (Comidas hervidas)
  • Aemono (Comidas aliñadas, cómo ensaladas)
  • Tsukemono (Encurtidos)

Por supuesto que todo esto se complementa con mucho arroz, la infaltable sopa miso, dulces, frutas y té.

Durante la comida se bebe sake y, como generalmente el japonés no come arroz mientras bebe sake, se sirve al final.

sushi

Los ingredientes

Gracias a su escaso contenido graso la comida japonesa gana cada vez más adeptos entre quienes buscan una alimentación saludable, además, los tan habituales alimentos crudos preservan un 100% de sus nutrientes. Veamos como nos beneficia el consumo de sus ingredientes tradicionales.

  • Algas: Son excelentes fuentes de yodo, que favorece a la tiroides y el sistema inmunológico, también contiene vitaminas del complejo B.
  • Pescados: Atún, salmón y trucha son los que se utilizan principalmente. Estos pescados son ricos en Omega 3, un acido graso que limpia los vasos sanguíneos y disuelve las placas de grasa que se fijan en las paredes de las arterias. El Omega 3, por ende, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y también los niveles de colesterol.
  • Pepino: Compuesto en un 95% por agua, de muy bajas calorías, hidratante, diurético natural. Ayuda a la disolución de los cálculos renales y aporta potasio, que beneficia la flexibilidad muscular.
  • Sésamo: Rico en lecitina, que facilita la absorción de grasa, reduce los niveles de colesterol y triglicéridos. Evita el estreñimiento y ofrece gran sensación de saciedad.
  • Jengibre: Es desintoxicante, antiinflamatorio y bactericida. Favorece a la digestión, evita el estreñimiento y aumenta la temperatura corporal, lo que ayuda a quemar grasas y adelgazar.
  • Tofu: Rico en proteínas y minerales como el calcio, fósforo y magnesio. Muy bajo en calorías, rico en antioxidantes, reduce el colesterol y el riego de enfermedades cardiovasculares.
  • Wasabi: Es rico en potasio, calcio, magnesio, fósforo y vitamina C. Facilita la digestión, sobre todo de comidas muy grasas, acelera el metabolismo y ayuda a bajar de peso.

sushi-1387860_1920

Principales tipos de sushi

  • Makizushi: Es la variedad más conocida, el típico rollo hecho con un ingrediente central y arroz enrollados en alga nori. Hay diferentes tipos de Maki, incluido el California Roll que se enrolla al revés quedando el arroz fuera del alga.
  • Niguirizushi: Son bolitas de arroz moldeadas a mano sobre las que se coloca un ingrediente, que suele ser pescado o marisco. Si vamos a mojarlo en salsa soja se debe mojar la parte del pescado y no el arroz, para evitar que se desarme.
  • Temaki: Cucuruchos hechos con alga nori dentro de los cuales se coloca arroz y otros ingredientes cómo pescados, carnes, verduras, tortilla de huevo, etc.

— Si te interesa además conocer acerca del vino de Japón no dejes de leer 👉 esta nota 👈 👘 —

 Laura Decurnex – Sommelier.

Revalorización del patrimonio alimentario

El pasado sábado se realizó la segunda actividad promovida por MIGA y la Fundación para el periodismo en el marco del programa “Periodismo boliviano con identidad” que busca dar las herramientas necesarias para difusión de la gastronomía boliviana a periodistas comprometidos con el sector.

Contamos con la intervención de Andrés Ugaz, chef e investigador peruano experto en valorización de Patrimonios Alimentarios; también autor del libro “Panes del Perú: El encuentro del maíz y del trigo” reconocido como el mejor libro sobre panes en el mundo por la Gourmand World Cookbook Award.

“La cocina debe ser un lenguaje que cuente cómo es una sociedad” Andrés Ugaz

Andrés destacó la importancia del estudio de la antropología alimentaria para poder comprender el patrimonio alimentario; así cómo también la inclusión de sociólogos y otros actores que no necesariamente están dentro de una cocina, nos decía que “Las personas que hacen la gastronomía también son patrimonio. Hay muchos que están invisibilizados, hay que mostrarlos”

Es una tarea también revalorizar al productor, mostrarlo, contar sobre él y denunciar sus condiciones de trabajo y remuneración “No se le paga bien al productor y no se puede tener una buena comida sin productores bien pagos” añadió.

Hay que creérsela, nos dijo que ese fue el truco de Perú para posicionarse en la gastronomía mundial, salvaguardar el patrimonio es salvar platos. Esas preparaciones que nos resultan humildes y cotidianas son nuestra identidad.

Ha sido una charla muy interesante que nos ayudó a reconocer que todos y cada uno somos actores del Patrimonio Alimentario y que es una obligación para los comunicadores difundirlo y también denunciar cuando las condiciones de comercio o malos hábitos alimentarios, por ejemplo, lo ameriten.

“Una cocina, como un idioma, se pierde cuando se deja de usar” Andrés Ugaz

Manos a la obra

Esta actividad contó con una segunda parte, en la cuál todos entramos en la cocina de la escuela Manq’a del Alto, donde se forman jóvenes de escasos recursos exclusivamente y se busca potenciar la cocina tradicional, transformando productos locales y valorando el trabajo de los campesinos.

Es importante para el periodista gastronómico conocer cómo trabaja una cocina, y familiarizarse con los diferentes ingredientes y técnicas culinarias.

Con la guía de los chefs de la escuela preparamos una representación del pan Janqachi (“pan de sangre”) una preparación muy antigua a base de sangre de llama que se servía en fiestas donde se carneaban estos animales, en esta ocasión el color fue representado con beterraga (remolacha).

Gastronomia Peru Bolivia Lau Malbec

La entrada: “Un recuerdo de Achocalla” ensalada de vegetales orgánicos, producidos en este municipio, asados y aderezados con una clorofila de albahaca y vinagreta de asaí.

IMG_20170318_141311-01

El plato fuerte: llama en salsa de huacataya con un toque de cañahua y una guarnición de camote (batatas) cocido y grillado, papa pinta boca y vegetales salteados.

IMG_20170318_142241-01

Y el postre: una panna cotta de copoazú con salsa de frutos rojos.

Cocina Peru Bolivia Lau Malbec

Realmente una muy linda y enriquecedora experiencia.

Laura Decurnex – Sommelier

El vino sodeado, y otras formas de quitar la sacralización del vino…

Cuando comenzamos a aprender de vinos cometemos el gran error de volverlo un elemento sagrado; intocable… Y por ello cuando nos hablan de vino sodeado, sangrías o vinos calientes nuestra primera reacción es abrir muy grande los ojos y decirnos mentalmente que esa persona no debe saber nada de vinos.

Luego, con el paso del tiempo nos damos cuenta de que hay vinos para diferentes situaciones, simplemente porque nuestras situaciones diarias son distintas entre si. Unos días estamos felices y en compañía, otros no queremos ver a nadie…

Al fin comprendemos que si un día le queremos agregar soda o gaseosa al vino está bien; que si la idea es hacer algo rico para muchos un buen coctkail es la jarra de sangría o clericot; así como el vino caliente es una excelente compañía cuando aprieta el frío.

Lo importante es que tomemos vino, no importa como; de esa manera continuamos con una costumbre de culturas milenarias y beneficiamos a nuestra salud, mientras sostenemos una industria que cada año va presentando números rojos; en parte, porque el público joven no elige el vino por creerlo una bebida demasiado estructurada, ideal para los viejos… No dejes que nadie te diga como lo tenés que disfrutar. Bebamos vino! Pero, como siempre recomiendo: con responsabilidad y moderación.

Laura Decurnex – Sommelier

MIGA impulsa el periodismo gastronómico

IMG_20170222_090835_795.jpg

En conjunto con la Fundación para el Periodismo, MIGA dio inicio al programa “Periodismo boliviano con identidad” que constará de una serie de sesiones, a realizarse a lo largo del año, en las cuales se desarrollaran clases magistrales, exposiciones, mesas de debate, entre otras actividades.

La convocatoria tuvo gran aceptación, signo de que hay que una demanda de herramientas para comunicar un tema tan complejo como la gastronomía. Estuvieron presentes grandes personalidades del periodismo local, principalmente de la tv y prensa escrita.

Por mi parte, tuve la invaluable oportunidad de participar de esta primera actividad realizada; y para mi que no soy periodista, ni me he formado en comunicación social, el echo de que me tuvieran en cuenta por el trabajo que vengo haciendo desde hace años como blogger es algo que me llena de determinación y una gran satisfacción personal.

La jornada comenzó con las palabras del señor Ángel Ramos, Director ejecutivo de MIGA, quién nos puso al tanto de los objetivos del Movimiento de Integración Gastronómico Boliviano, la realidad alimentaria en Bolivia, datos económicos, etc.

DSC_0087.JPG
María Elena Cornejo – Foto: MIGA Bolivia

Pudimos, además, enriquecernos con la experiencia de María Elena Cornejo, reconocida, periodista gastronómica de Perú, quién también es miembro fundadora de la sociedad peruana de gastronomía APEGA.

María Elena nos habló de aciertos y errores durante el largo camino recorrido en la búsqueda de posicionar la cocina peruana en el mundo, de la importancia de aunar fuerzas y de cuales son sus objetivos a futuro.

Collage_Fotor.jpg
Foto: MIGA Bolivia

Más tarde nos dividimos en mesas de trabajo para responder diferentes preguntas que sirvieron para realizar un análisis de la situación del periodismo gastronómico en el país; quienes lo ejercen, qué medios son los más óptimos para una buena comunicación y cual debería ser el mensaje a transmitir, fueron algunos de los temas discutidos.

Sin dudas es desde todo punto de vista positiva la iniciativa de MIGA y la Fundación para el Periodismo. Los medios de comunicación son fundamentales para la promoción y divulgación del sector alimentario y gastronómico como fuente de orgullo boliviano; y de gran importancia también es contar con periodistas que tengan las herramientas necesarias para comunicar responsable y objetivamente.

fb_img_1487867572521
Foto: MIGA Bolivia

Laura Decurnex – Sommelier

Cata a la brasileira

Ya te había contado antes en el blog sobre la cata de café ☕️. En Cata de café puedes leer los conceptos generales, y en Cata de espresso puedes conocer más detalles sobre como realizar la misma. Sin embargo hoy me voy a enfocar en la cata a la brasileira que es la metodología que me había quedado pendiente.

coffee-1983332_1920.jpg

La cata a la brasileira es el método más extendido para realizar el análisis sensorial del café; durante esta practica el café debe ser presentado en todas sus formas, es decir, el grano en verde, el grano tostado y la infusión. Una gran diferencia con respecto a la cata de espresso ya que en ese caso se cata una infusión terminada, tal cómo te la sirven cuando pedís un espresso en cualquier cafetería.

Procedimiento

En primer lugar se valorará la fragancia del café tostado, que estará recién molido; aquí descubriremos la frescura del café y también indicios de lo que luego se mostrará con mayor fuerza en la infusión.

Por su parte, la infusión se prepara en una taza alta, idealmente transparente y con tapa, agregando 8 gramos de café tostado molido y 150 cc de agua (que este casi a punto de hervir). Por supuesto el agua no deberá aportar ningún aroma o sabor, por ello se suele utilizar agua mineral, y en ningún caso se añadirá azúcar. cuchara_catadora_2048x2048

El café molido en una primera instancia flota y forma una especie de costra que a los 3 minutos se deberá romper con la cucharilla para reconocer los aromas en el vapor que se desprende. La cucharilla en cuestión es especial, deberá ser grande, de amplia y redonda cazoleta. Se dice que la mejor manera de oler la infusión es mojando la cucharilla y colocándola de manera horizontal sobre la taza, con la parte convexa hacia arriba, de esta forma al acercar la nariz captaremos intensamente los aromas de la infusión.

El paso siguiente será llenar la cucharilla de café y sorberlo fuertemente, a fin de que este se expanda por toda la cavidad bucal. Se analiza un detalle a la vez (acides, aroma, sabor, cuerpo, etc.) escupiendo cada vez la infusión sorbida y enjuagando la boca con agua mineral antes de analizar el siguiente parámetro.

Cómo podemos ver, la cata a la brasileira es un método más complejo para la cata de café, pero también el más fiable para hacer un análisis objetivo. Aquí no hay barista que salve un café que tal vez no está en sus mejores condiciones; o en el peor de los casos, no hay brasita que arruine un buen café… Por ello esta practica es la que se realiza a nivel internacional al momento de puntuar los cafés, factor importantísimo para su posterior comercialización.

© Fernando Miranda 20150802_0079.jpg
Cata a la brasileira en Typica – Fotografía: Fernando Miranda

Laura Decurnex – Sommelier

Ciclos Malbec 2013

El recomendado del mes de febrero de 2017

El año pasado cuando escribí la nota para la movida #AWBDescorcha, que podés leer 👉 AQUÍ 👈  me planteaba la interrogante de porqué no recomendaba vinos en el blog… y había dejado la puerta abierta para que eso cambiara. Bueno; esta nota es la primera de una serie de recomendados que saldrá, en lo posible, antes del 15 de cada mes.

El recomendado del mes de febrero de 2017 en El blog de Lau Malbec es… *Redoble de tambores*

CICLOS MALBEC 2013 img_4725_fotor

Este 100% Malbec es producido por Bodega El Esteco en los Valles Calchaquíes (1800 msnm) – Salta. El 80% del vino realiza la fermentación maloláctica y madura en barricas de roble francés y americano de 2do uso durante 15 meses. El otro 20% se conserva en tanques de acero inoxidable.

Sin dudas el enólogo busca un vino capaz de perdurar y mejorar en el tiempo, sin perder de vista la gracia de la fruta.

NOTAS DE CATA

Color rojo violáceo intenso, en primera nariz muestra notas de pimienta negra, frutos negros (entre los que destaca la mora) y vegetal. Una vez que lo aireamos en copa aparece también un sorpresivo aroma a copoazú y chocolate. En boca la pimienta vuelve a decir presente, acides+, tanino aún un poco duro que probablemente se redondée con el tiempo, piracínico y de final largo.

Un vino intenso y muy agradable de beber, creo que lo acompañaría con empanadas de carne, al horno, o un lomo a la pimienta con papas a la crema… Ya se me hizo agua la boca…

Laura Decurnex – Sommelier

Cata a ciegas de Syrah…

Hace unos días realizamos la reunión de cierre de año con el grupo de Cata de Altura. Los anfitriones ya habían avisado que prepararían un lechón a la caja china y cómo habitualmente realizamos catas temáticas decidimos que la cepa estrella de la noche sería la Syrah.

Los vinos de esta variedad que se elaboran en Sudamérica‚ que es de donde proviene la mayoría de las etiquetas que catamos‚ suelen mostrar aromas que se salen de lo común‚ es decir‚ pocas veces predominan los frutos rojos sino que acostumbran presentar notas a especias; el regaliz* es una nota aromática frecuente‚ junto con el mentolado y la pimienta negra‚ estos vinos pueden presentar taninos algo secantes pero generalmente delicados y cuerpo medio; y quizás es este perfil diferente lo que hace que luego de la tercer copa de Syrah una persona pueda determinar si lo ama o lo odia. Cosa que también nos sucedió dentro de nuestro grupo de catadores…

* (quienes comieron‚ y disfrutaron como yo‚ alguna vez un caramelo Media Hora sabrán de lo que hablo cuando digo regaliz; sino pueden comparar este aroma con el del hinojo o el anís)

IMG_2751_Fotor.jpg

 

Sin más rodeos les cuento cuáles fueron mis favoritos entre los 6 argentinos‚ 1 boliviano‚ 1 chileno y 1 australiano. (En la foto hay un J. Bouchon Canto Sur 70% Carménère‚ 15% Carignan y 15%País que no lo cuento porque está ahí de infiltrado‚img_2755_fotor pero aprovecho a decirles que es un juguito de frutas 😉  muy suave y delicado por donde lo veas)

Trapiche Syrah Fond de Cave 2013 – Mi número 1

Elaborado por la bodega Trapiche‚ ubicada en Godoy Cruz – Mendoza‚ cuenta con una trayectoria de más de 130 años y un Director de Enología de lujo: Daniel Pi.

Es un vino con buena estructura‚ de color guindo oscuro y aromas a fruta negra madura‚ almendra‚ pimienta negra y todo ello acompañado de aromas a humo/ahumados. En boca muestra más carácter que el resto de los vino catados.

[Yellow Tail] Reserve Shiraz 2012 – Mi número 2img_2766_fotor

Por muy poco este vino quedó número 2 en mi podio.

De la reconocida bodega Casella Wines‚ de dueños sicilianos‚ ubicada en el suroeste de Australia; [Yellow Tail] es el vino más famoso de aquel país y un éxito de ventas. Siendo que la Shiraz (o Syrah‚ que es lo mismo) es la variedad tinta más importante de Australia celebro que hayamos tenido la oportunidad de catarlo y compararlo.

También mostró un color más oscuro que los demás‚ aromas a regaliz‚ caramelo de café‚ pimienta y rosas rojas. En boca es de cuerpo medio y bastante persistente.

Veuve Clicquot Brut – La frutilla del postre

Si bien no es un Syrah‚ queríamos cerrar el año con buenas burbujas…

Hace un tiempo te contaba un poco de la historia de Barbe-Nicole Ponsardin, “La viuda de Clicquot”.

Este Champagne‚ de delicadas y cremosas burbujas‚ rosarios abundantes y persistentes; enseña aromas a fruta blanca‚ cómo la piña‚ y fruta de carozo‚ cómo el durazno blanco‚ además en nariz hay flores y sutiles cítricos Es un vino muy elegante‚ agradable y de final largo. Definitivamente un inmejorable cierre de jornada.

whatsapp-image-2016-12-10-at-23_fotor
Foto: Pablo Lopez

Laura Decurnex – Sommelier