Gin Tonic

El Gin Tonic es un ícono de la coctelería internacional; este long drink es refrescante, con un poco de fuerza y considerado un gran digestivo.

Hace poco publiqué una entrada acerca de la historia de la ginebra y cómo ya es costumbre me veo el la necesidad (?) de acompañar esa nota con un #CocktailConHistoria. En esta ocasión la historia viene a contar sobre la compañera irremplazable del gin, tan importante como él a la hora de preparar un Gin Tonic. Si señores, estoy hablando del agua tónica.

Uno de los primeros nombres que aparecen cuando uno comienza a leer sobre el agua tónica es el de Jacob Schweppe; algunos creen que él fue el creador de las bebidas carbonatadas e incluso el primero en elaborar el agua tónica, pero ninguna de esas dos afirmaciones es correcta.

El primero en enriquecer el agua con dióxido de carbón, en 1773, fue Thomas Henry, un farmacéutico de Manchester. Y ya en 1858 el londinense Erasmus Bond patenta y produce por primera vez el agua tónica. Cierto es también que ocho años después fue embotellada por Schweppes, y que su compañía la dio a conocer en el mundo entero.

Un ingrediente fundamental del agua tónica es la quinina, alcaloide muy amargo que se extrae de la corteza del árbol llamado Quino y que posee propiedades medicinales (antipirético, analgésico y antipalúdico). De hecho, durante muchísimo tiempo fue el remedio más eficaz contra la malaria y era muy consumida por los soldados ingleses apostados en India que mezclaban la quinina en polvo con azúcar, limón y agua para hacerla digerible; luego el agua y la quinina serían reemplazadas por el agua tónica dando lugar al nacimiento del Gin Tonic.

La receta

gin tonic receta

Hay mil y un maneras de hacer un Gin Tonic, de hecho en el apogeo de creatividad que se ha dado hace pocos años en España he leído a alguien por ahí quejarse de que “los Gin Tonics parecen ya ensaladas” sin embargo hoy te voy a dar la receta clásica que aparece en el libro Cocktails & Drinks Book de Javier de las Muelas.

1 Copa de ginebra Bombay Original o Sapphire (8 cl)

1 Botellín de agua tónica Schweppes

1 Rodaja de lima o limón para el garnish

Colocar hielo en un vaso alto. Añadir la ginebra. Completar con el agua tónica. Decorar con la rodaja de lima o limón. Revolver.

Laura Decurnex – Sommelier

Historia de la ginebra

La historia de la ginebra es sumamente rica y extensa, acompañó grandes acontecimientos socioculturales y pasó por varios estadios. Si bien hoy es un producto muy apreciado en alguna época llegó a ser “la ruina de las madres”. Este artículo no es más que el reflejo de un fragmento de lo acontecido. En breve publicaré la segunda parte.

Origenes

tipos-de-ginebra3
Franciscus de la Boe

Si bien es generalmente relacionada con Inglaterra, la ginebra tiene su origen en Holanda, donde Franciscus de la Boe la creó con fines medicinales, para curar los males estomacales.

El principal responsable de su arribo a Londres fue el ejército británico, que a finales del siglo XVI intervino en la guerra de los Treinta Años en favor de los holandeses y fue allí donde la tropa se aficionó a este destilado al cuál dieron el nombre de “El coraje holandés” ya que estos la bebían antes de cada enfrentamiento.

Popularidad

drunk-148530_1280

La bebida fue impulsada principalmente por Guillermo III de Orange (1650-1702) promotor de una industria que beneficiara a sus compatriotas neerlandeses; y por supuesto los nobles ingleses por congraciarse con el nuevo monarca comenzaron a consumir la bebida de su país.

Para lograr su cometido Guillermo, quién ocupó el trono de Inglaterra en 1689 prescribe la ginebra, lo que la hizo rápidamente muy popular y accesible en comparación con otras bebidas que llegaban del extranjero como el brandy, al cuál convenientemente le había subido los impuestos asegurándose la eliminación de la competencia y la no contribución a la economía de Francia, que destinaría luego sus ingresos a la guerra.

Decadencia

En 1690 se liberó su producción mediante la Distilling Act y en poco tiempo comenzó a producirse y venderse en el 25% de los hogares, donde uno de los ingredientes, apreciado por los aromas a pino que aportaba, era el aguarrás que por supuesto era sumamente perjudicial para la salud.

En su mayor auge, en 1740, se producía 6 veces más ginebra que cerveza y también era más económica. Todo esto condujo a que se le atribuyeran los apelativos “ruina de las madres” o “Madame Geneva”, puesto que las mujeres se habían aficionado a esta bebida. Aunque el consumo era generalizado, ya que se llegó a consumir la pavorosa suma de 40 millones de litros por año, el equivalente a 90 botellas por adulto.

Gin Lane

gin lane
Gin Lane
Beer Street
Beer Street

El artista William Hogarth, por aquella época realizó dos grabados, uno fue titulado Gin Lane (La calleja de la ginebra), donde puede verse perfectamente el estado decadente de los bebedores y su pésima condición de salud; y el otro fue titulado Beer Street (La calle de la cerveza) donde se ve a la gente feliz y lozana.

Claro que, se dice, que a William le habían pagado las compañías cerveceras por la campaña.

Laura Decurnex – Sommelier

La Buena Vida Radio – #5 – Cocktelería

El tema principal de este podcast es la cocktelería; hablamos de los destilados que está elaborando Bolivia‚ además de nuestro aguardiente bandera: el Singani‚ y su impacto en las barras de otros países. Nos acompaño Alfredo Arias‚ bartender y profesor de cocktelería‚ qué además nos preparó deliciosos cocktails de su creación.
Además te contamos nuestras conclusiones de la feria del libro.

La Buena Vida Radio es un podcast que trata sobre el disfrute de las cosas buenas de la vida. Hablaremos mucho sobre vinos‚ bebidas y gastronomía en general.
Seguinos en Fb: La Buena Vida Radio
en Tw: @labuenavidabo
y en Instagram: labuenavidabo

Chuflay

El Chuflay es el cocktail boliviano por excelencia y cómo no puede ser de otra manera se elabora con Singani‚ destilado nacional que le da su característico aroma a uvas.

El cocktail que hoy nos ocupa se origina a finales de 1800 cuando‚ en el auge del salitre‚ comienzan a florecer los ferrocarriles bolivianos.

La Razón

Y si hablamos de ferrocarriles hablamos también de ingleses‚ y en Bolivia no hubo excepciones.

Los trabajadores ingleses de la Bolivian Railway Co. tenían entre sus costumbres refrescarse con “Gin con Gin”‚ cocktail elaborado con Ginebra y Ginger Ale; sin embargo en ocasiones la Ginebra escaseaba y entonces debía ser reemplazada por Singani de manera provisional.

En la jerga ferrocarrilera “Shoofly” significa “Pista Temporal”; una especie de desvió transitorio hasta que fuera posible reanudar el camino planificado para la riel. Por lo que los ingleses dieron este nombre al nuevo cocktail. Posteriormente el término se castellanizó y comenzó a llamarse a este “Chuflay”.

Pinterest

La Receta

1 parte de Singani

3 partes de Ginger Ale

Hielo

1 Dash de Jugo de limón (opcional)

1 Rodaja de limón

Es un trago directo por lo que vamos a rellenar un vaso Higball¸ o de trago largo¸ con hielo. Añadiremos el Singani¸ el Ginger Ale y el jugo de limón si se desea. Y por último decoramos con la rodaja de limón.

Laura Decurnex
Sommelier

Negroni‚ el legado de un conde…

El negroni es un clásico de la cocktelería mundial que hasta el día de hoy se sigue reinventando; de hecho podríamos decir que hay tantas variaciones como buenos bármanes existen.

Fue en Florencia‚ Italia‚ en el año 1919 donde se marca un hito en la historia de la coctelería. Allí el Conde Camillo Negroni asiduo del Café Casoni le pide a Fosco Scarselli‚ barman del lugar‚ que modifique el “Americano” cocktail de moda de aquella época que combina vermú rosso‚ Campari y agua soda; suplantando este último ingrediente por ginebra.

Sus variantes más difundidas son quizás el Negroni Sbagliato‚ donde el vino espumante suplanta a la ginebra‚ y el Negroski donde esta misma es reemplazada por vodka.

Pinterest


La Receta

1/3 de Ginebra
1/3 de Campari
1/3 de Vermú Rosso
Cascara de naranja para el garnish

En vaso mezclador añadir bastante hielo y los ingredientes‚ revolver y verter en un vaso old fashioned. Decorar con la cáscara de naranja.

Campari Argentina a través de Juan José Campanella‚ reconocido director de cine‚ realizó una serie de videos que se pueden ver en You Tube llamados “Los Cuentos del Conde” donde los más importantes bármanes argentinos nos muestran sus propias versiones de este cocktail. Uno de los videos que a mi más me gustan es el que tiene como protagonista a la genio de Inés De Los Santos (@inesdelossantos)‚ por eso se los dejo a continuación:

Laura Decurnex
Sommelier

Tom Collins… y sus parientes

La familia de los Collins es una de las más extensas de la coctelería.
Se trata de tragos largos, ligeros y refrescantes, ideales para los cálidos días de verano.
El Tom Collins nace en Londres alrededor de 1890 de la mano de John Collins. En aquella época John utilizaba para su elaboración una ginebra dulce holandesa conocida como Old Tom y, quizás por confusión, comenzó a llamarse el cocktail Tom Collins uniendo los dos nombres.
Foto:  Lumír Štěpán
Como dice Javier de las Muelas en su libro Colcktails & Drinks Book
“El Tom Collins es el hermano alto y revoltoso del intelectual Gin Fizz”
La Receta
4 cl Ginebra
2 cl Jugo de limón
1,5 cl Sirope de azúcar
Soda
Guinda y cáscara de limón para el garnish.
Remover la ginebra, el jugo de limón y el sirope de azúcar en un vaso collins. Rellenar con soda y adornar.
Pero‚ como les dije más arriba‚ la familia es extensa y se compone de la siguiente forma:
Jack Collins
Con Calvados
Tom Collins
Con Ginebra
Sandy/Jock Collins
Con Scotch
John Collins
Con Whisky Rye
Captain Collins
Con Whisky Canadiense
Mike Collins
Con Whisky Irlandés (en honor a Michael Collins líder revolucionario de Iralnda)
Coronel Collins
Con Bourbon
Pedro Collins
Con Ron Blanco
Ron Collins
Con Ron Dorado
Pisco Collins
Con Pisco
José Collins
Con Tequila
Comrade Collins
Con Vodka
Brandy Collins
Con Brandy
Pierre Collins
Con Coñac
Phil Collins
Con Tequila¸ Whisky Iralndés¸ Vodka¸ Ron y Cerveza
Por: Laura Decurnex
Sommelier
Bibliografía:
El Bar – André Dominé

Cocktails & Drinks Book – Javier de Las Muelas