Malbec… Historia y estilos.

Malbec_grapes.jpg

La variedad insignia de la Argentina tuvo su origen‚ como la mayoría de las variedades viníferas‚ en Europa‚ más específicamente en Cahors cerca de los Pirineos y de una de las regiones vitivinícolas más importantes de Francia: Burdeos.

El “Vino Oscuro” o “Vino Negro” de Cahors cómo lo llamó el Rey Enrique III (1312) tenía un futuro muy prometedor y era muy apreciado en la corte‚ pero la Guerra de los Cien Años en 1337 produjo un gran retroceso en la industria vitivinícola de aquella región. Seguir leyendo “Malbec… Historia y estilos.”

Historia del brindis

El brindis es una acto que hoy acompaña todas nuestras celebraciones‚ o a veces‚ nuestras más profundas tristezas. Sin embargo en sus inicios fue más que nada un acto de confianza.

En la antigüedad‚ entre las clases sociales más altas, era muy común “eliminar” a los adversarios con bebidas envenenadas‚ incluso fue una costumbre muy utilizada por yernos o nueras herederos para ganar riquezas rápidamente o por mujeres despechadas…

Por ello, y como símbolo de confianza, los anfitriones comenzaron a beber un sorbo del vino recién servido para demostrar que este no se encontraba alterado‚ ó chocaban las copas fuertemente con sus invitados buscando que los vinos de ambas se mezclaran, por lo que si alguna de las bebidas estuviera envenenada las dos personas sufrirían las consecuencias, dando así origen a la costumbre de chocar las copas antes de beber.

Acto que según las reglas actuales de protocolo no debiera realizarse, no es correcto‚ incluso hay quién se atreve a calificarlo como una acto de la más alta vulgaridad. Dicen que basta con alzar la copa al aire y dirigir a nuestros invitados una mirada acompañada de un gesto cordial. Yo creo que‚ como en todo‚ depende del momento y la compañía.

En épocas antiguas otro motivo para chocar las copas era llamar la atención de la servidumbre. Puesto que los banquetes eran multitudinarios si se deseaba más vino era necesario alzar las copas y chocarlas en el aire para de esta manera ser servidos inmediatamente.

La palabra brindis proviene de la expresión alemana “Bring Dir´s” que significa “yo te ofrezco” o “yo te traigo”. También en tiempos antiguos se creía que el vino contenía espíritus que concedían los deseos que se pedían al momento de brindar y lo más común era desear salud para todos; por ello hoy acompañamos nuestros brindis con esta palabra.

Salud en español‚ salute en italiano‚ santé en francés‚ cheers en ingles; chocando las copas o no; esta época del año nos invita a reflexionar‚ a enumerar nuestras victorias y derrotas. Y a brindar‚ porque el brindis es una gran acto de fe y aceptación.
Fe cuando lo realizamos deseando mejores tiempos y aceptación cuando nos vemos derrotados pero sabemos que la vida sigue y hay que vivirla‚ disfrutarla y pedirle revancha.

Brindo con ustedes lectores‚ en un acto de fe‚ deseando que el año próximo se cumplan todos sus deseos y que sean colmados de paz y alegría.

Salud!

Laura Decurnex
Sommelier
*Nota publicada originalmente en Bebidas & Cia 

Sacacorchos

Sacacorchos en “T”

Desde principios del Siglo XVII¸ cuando el uso del corcho como cierre de las botellas comenzó a expandirse muchos hombres han ingeniado diversos métodos para removerlo.

Las primeras herramientas usadas para este fin fueron las tenazas ya que al principio los corchos sobresalían de las botellas‚ que por regla general eran de tamaños irregulares.

Sin embargo‚ muy pronto este nuevo material tuvo gran aceptación‚ se extendió‚ y al tiempo que se perfeccionaba la fabricación de las botellas también lo hacía el cierre de corcho‚ hasta conseguir un sellado completamente hermético cómo el que conocemos hoy; por ende también se volvió fundamental contar con una herramienta‚ de fácil uso y cómoda‚ para extraerlo.

Los primeros utensilios utilizados fueron espirales metálicos; se dice que quienes comenzaron esta costumbre se inspiraron en un instrumento utilizado por el ejercito inglés para quitar los algodones de dentro de los cañones de los fusiles. También sabemos que la primera patente de un sacacorchos‚ constante de una espiral con un mango de madera‚ de los llamamos en “T” data del año 1795 y estaba a nombre de Samuel Henshall.

Muchos modelos para un mismo fin

Sacacorchos de alas

Es el más utilizado en el hogar. De hecho seguro todos tienen uno en su cajón de los utensilios.

Sacacorchos de Dos Tiempos

También llamado de Doble Impulso; es el más utilizado por los profesionales del servicio en restaurantes. Requiere poco esfuerzo para su uso‚ es liviano y pequeño.

Sacacorchos Rabbit

Retira los corchos con el mínimo esfuerzo; sólo hay que accionar una palanca. Suelen ser de gran tamaño y por ello generalmente de uso doméstico.

Sacacorchos de pared

De uso sencillo y eficiente. Sin embargo requiere de una instalación permanente‚ fijándolo a la pared más adecuada para su uso.

Sacacorchos de láminas

Permite retirar los corchos sin perforarlos. Es ideal para abrir vinos añejos que podrían tener corchos muy delicados.

Sacacorchos neumáticos

Inyectan aire dentro de la botella provocando a través de la presión que el corcho sea expulsado. No suelen recomendarse ya que existen riesgos de romper las botellas por la misma presión.

Laura Decurnex
Sommelier
*Nota publicada originalmente en Bebidas & Cia http://www.vinodeuruguay.tv/Revista.htm 

Marsala

El Marsala es uno de los grandes vinos encabezados del mundo‚ junto con el Oporto y el Madeira‚ sin embargo durante la época de la filoxera lo ha pasado mal y ha dado vinos de baja calidad que rápidamente le impusieron una imagen muy desfavorable. Es a partir de 1980 cuando se comienza a reconstruir su antigua buena fama.

En la isla italiana de Sicilia‚ alrededor de la ciudad portuaria de Marsala es que se elabora el vino homónimo. Cómo ya les anticipé es un vino encabezado‚ es decir que‚ durante su elaboración se le añade alcohol vínico para conseguir una mayor graduación alcohólica.
El objetivo primigenio de esta práctica era conseguir que los vinos “viajaran” bien o¸ dicho de otra manera; que pudieran llegar a destino‚ luego de largas travesías‚ en buenas condiciones para el consumo. Posteriormente esta práctica se hizo común‚ fue bien recibida por los consumidores ingleses principalmente‚ y así se fue formando toda una familia de vinos de este estilo.
John Woodhouse‚ comerciante inglés‚ hizo famoso este vino luego de un viaje que realizara a Sicilia entre los años 1770 – 73‚ encontrando en él una alternativa al costoso Jerez.
El Marsala se elabora a partir de las variedades Grillo‚ Catarratto‚ Damaschino e Inzola‚ debe encabezarse únicamente con aguardiente de vino‚ puede alcanzar los 18-20% vol. y tener hasta diez años en barriles de roble. Se utiliza en su elaboración el método  llamado “in perpetuum” similar al Solera utilizado en Jerez.
Se producen diferentes tipos de Marsala que se diferencian por su color‚ nivel de dulzor o añejamiento.
Por color: Orode color dorado‚ Ambra de color ámbar y Rubino de color ruby.
Por nivel de dulzor: Secco‚ hasta 40 gramos de azúcar residual por litro. Semisecco‚ de 40 a 100 g/l. Dolce‚ más de 100 g/l.
Por añejamiento: Fino‚ entre 12 y 8 meses en madera. Superiore‚ 2 años en madera. Superiore Riserva‚ 4 años en madera. Vergine‚ siempre seco‚ requiere de un mínimo de 5 años en madera. Vergine Stravecchio‚ también siempre será seco y requiere de 10 años de reposo en madera.
Estos vinos se sirven principalmente como aperitivos o vinos de postre.
Los expertos coinciden que los mejores exponentes son siempre los que no contienen azúcar residual.
Laura Decurnex
Sommelier

 *Nota publicada originalmente en Bebidas & Cia http://www.vinodeuruguay.tv/Revista.htm en su edición #XII

Retsina‚ el vino griego.

Hace muchos años atrás‚ cuando aún no se conocían las técnicas modernas que permiten la longevidad y correcta conservación de los vinos‚ eran muy comunes las prácticas de aromatización‚ ahumado o añadidura de diferentes elementos en busca de mejorar las guarda de los mismos.
Es en esta misma época cuando en Grecia‚ en unos de los viñedos más antiguos del mundo‚ nace el vino “Retsina”.

Dioniso
Grecia y el vino

Desde siempre el vino desempeño un papel de gran importancia en la cultura de la Grecia Antigua‚ ellos creían que el vino les había sido dado por Dioniso dios del vino y los excesos… entre otras cosas.
También fueron principalmente los griegos quienes se encargaron de difundir la vid y la cultura del vino por todo el mediterráneo. Y ya en su época trabajan el concepto de “Cru”‚ es decir‚ sabían que cada vino debe sus características particulares al lugar donde fue producido.
El vino griego en números
  • ·      Grecia cuenta con unas 150.000 hectáreas de viñedo‚ la mitad es destinada a la elaboración de vinos y el resto al consumo en fresco y pasas.
  • ·      La producción anual de vinos oscila entre los 4 y 5 millones de hectolitros‚ de los cuales 1 millón es destinado al consumo interno.
  • ·      2/3 de la producción de vino corresponde a vinos blancos.
  • ·      Existen allí‚ además de las cepas tradicionales‚ 300 variedades de uvas autóctonas.
  • ·      El Retsina constituye el 10% de la producción total de vinos del país.

¿Qué es Retsina?

El Retsina es el vino más popular de Grecia‚ se elabora con las variedades Rhoditis y Savatiano. De hecho esta última‚ originaria de Mesogea en Ática‚ es célebre por dar los vinos base de los mejores Retsina del país.
Es un vino aromatizado que tiene su origen en épocas antiguas‚ cuando el vino era aún transportado en ánforas de barro cocido.
Estos recipientes era tapados con una mezcla de yeso y resina obteniendo un sellado hermético y evitando así el contacto del vino con el aire‚ lo que permitía que este pudiera conservarse durante más tiempo en buenas condiciones.
Sin embargo en aquella época no se conocía que era el exceso de oxigeno lo que dañaba al vino y se creyó que el milagro de la buena conservación era dado por la resina y por ello se inició la costumbre de añadir al vino ya elaborado resina de pino.
Esta añadidura daba como efecto secundario la particular aromatización del vino.
Las zonas de Ática‚ Beocia y Eubea son sus principales regiones productoras.
Hace ya unos años‚ en pos de un vino menos agresivo para los gustos internacionales se ha buscado trabajar con vinos base de mayor calidad‚ reducir el contenido alcohólico y la cantidad de resina añadida a 100 g/hl.
En la actualidad la resina de Pino de Alepo‚ proveniente de la península de Ática‚  es añadida durante la fermentación de los vinos y terminada ésta es removida durante el primer trasiego.
Este vino de aromas y sabor particular se consume como aperitivo o acompañamiento de platos tradicionales como el Meze (aperitivos varios)‚ o la Tarama (huevas de pescado)‚ mariscos y ensaladas.
Laura Decurnex

Sommelier
*Nota publicada originalmente en Bebidas & Cia http://www.vinodeuruguay.tv/Revista.htm en su edición #X

Veuve Clicquot

Cuando me preguntan por la mujer y el vino suele venirme a la mente la imagen de Barbe-Nicole Ponsardin, “La viuda de Clicquot”, como una especie de heroína que sobresalió en una época en la que el negocio del vino era dirigido por hombres casi en exclusividad.

La Gran Dama del Champagne nace en 1777 en Reims, Francia.
A los 21 años se casa con François Clicquot, hijo de un empresario que poseía varios viñedos y ya algunos años antes del matrimonio de su hijo había fundado su propia marca de Champagne. Luego del casamiento el padre de François, decide dejar la empresa en manos de su hijo.
Pasaron apenas seis años de matrimonio cuando en 1805 su marido muere afectado por unas fuertes fiebres y Madame Clicquot queda sola con su pequeña hija y al frente de la empresa familiar con apenas 28 años.
Tengamos en cuenta que ser una mujer empresaria y emprendedora en aquella época no era algo corriente, ni muy aceptado tampoco, y menos en un mundo de negocios, y del vino en particular, que siempre ha sido predominantemente masculino.
Tenacidad, visión comercial y carácter emprendedor, sin lugar a dudas fueron los mayores atributos de esta mujer.
Cerca del año 1816 el bodeguero alemán Antoine Müller, que ya hacía algunos años que trabajaba para la firma, introduce el Reumage que sería clave para perfeccionar el Méthode Champenoise (método tradicional de elaboración, consistente en realizar una segunda fermentación del vino en la botella)
Antes de este aporte de Müller para Veuve Clicquot los vinos de Champagne se mostraban muy

diferentes a los que conocemos hoy en día, presentaban gran cantidad de turbidez y era necesario decantarlos para separarlos de las lías, con lo que se perdían gran cantidad de aromas y preciadas burbujas.

Pero de qué se trataba? Pues, la técnica consistía de almacenar las botellas en pupitres de madera con el cuello hacia abajo en un ángulo de 45º, a las que cada día se les da un leve giro, provocando que los sedimentos se acumulen cerca del tapón y posteriormente sean removidos mediante el degüelle, permitiendo así ofrecer al consumidor un vino totalmente límpido.
Madame Ponsardin además expandió de gran manera su negocio, comprando nuevos viñedos, considerados aún hoy de excelente calidad vitícola, e incrementó la exportación de sus vinos nada menos que en época de guerra. Se dice que cuando el bloqueo inglés dejó a Rusia sin Champagne fue ella quién se encargó de proveerlos.
Es el año 1866 cuando fallece la Gran Dama, con 89 años, dejando el legado de la excelencia que se plasma aún hoy en cada una de las botellas de la bodega.
Por: Laura Decurnex
Sommelier

*Nota publicada originalmente en Bebidas & Cia http://www.vinodeuruguay.tv/Revista.htm en su edición #VII