Gin Tonic

El Gin Tonic es un ícono de la coctelería internacional; este long drink es refrescante, con un poco de fuerza y considerado un gran digestivo.

Hace poco publiqué una entrada acerca de la historia de la ginebra y cómo ya es costumbre me veo el la necesidad (?) de acompañar esa nota con un #CocktailConHistoria. En esta ocasión la historia viene a contar sobre la compañera irremplazable del gin, tan importante como él a la hora de preparar un Gin Tonic. Si señores, estoy hablando del agua tónica.

Uno de los primeros nombres que aparecen cuando uno comienza a leer sobre el agua tónica es el de Jacob Schweppe; algunos creen que él fue el creador de las bebidas carbonatadas e incluso el primero en elaborar el agua tónica, pero ninguna de esas dos afirmaciones es correcta.

El primero en enriquecer el agua con dióxido de carbón, en 1773, fue Thomas Henry, un farmacéutico de Manchester. Y ya en 1858 el londinense Erasmus Bond patenta y produce por primera vez el agua tónica. Cierto es también que ocho años después fue embotellada por Schweppes, y que su compañía la dio a conocer en el mundo entero.

Un ingrediente fundamental del agua tónica es la quinina, alcaloide muy amargo que se extrae de la corteza del árbol llamado Quino y que posee propiedades medicinales (antipirético, analgésico y antipalúdico). De hecho, durante muchísimo tiempo fue el remedio más eficaz contra la malaria y era muy consumida por los soldados ingleses apostados en India que mezclaban la quinina en polvo con azúcar, limón y agua para hacerla digerible; luego el agua y la quinina serían reemplazadas por el agua tónica dando lugar al nacimiento del Gin Tonic.

La receta

gin tonic receta

Hay mil y un maneras de hacer un Gin Tonic, de hecho en el apogeo de creatividad que se ha dado hace pocos años en España he leído a alguien por ahí quejarse de que “los Gin Tonics parecen ya ensaladas” sin embargo hoy te voy a dar la receta clásica que aparece en el libro Cocktails & Drinks Book de Javier de las Muelas.

1 Copa de ginebra Bombay Original o Sapphire (8 cl)

1 Botellín de agua tónica Schweppes

1 Rodaja de lima o limón para el garnish

Colocar hielo en un vaso alto. Añadir la ginebra. Completar con el agua tónica. Decorar con la rodaja de lima o limón. Revolver.

Laura Decurnex – Sommelier