Archivo de la etiqueta: Lugares que visito

Sucre

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sucre es una hermosa ciudad de arquitectura colonial donde se respira historia (bien han sabido mantener las fachadas blancas que la hacen un lugar de ensueño)‚ donde cada esquina ha sido testigo de sucesos trascendentales y han pisado sus calles personajes ilustres de América Latina.

Me llevó hasta allí la celebración de la Feria Internacional de Turismo en la que represente a los vinos de la bodega Etchart en el stand de la República Argentina. Los visitantes quedaron encantados con nuestra cepa blanca bandera: Torrontés. Qué estuvo muy bien representada por Cafayate Torrontés‚ vino de los valles de altura salteños (1750 msnm.) y donde también presentamos el Malbec Reserva.

Sucre turístico

Entre las visitas realizadas que más me impactaron se encuentran la Casa de la Libertad‚ edificio que fue parte de la Universidad de los Jesuitas donde se han graduado los principales actores de las revoluciones de 1809 y 1810.

Aquí más información.

Otro lugar increíble para mi es la Universidad Mayor‚ Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca‚ fundada en 1624; la Universidad más antigua del país y una de las más antiguas de América. Pasaron por sus aulas Mariano Moreno‚ Juan José Castelli y Bernardo de Monteagudo‚ entre muchos otros.

Recomiendo también visitar el Museo Textil Etnográfico‚ donde me quedé alrededor de una hora ya que es impresionante la cantidad de tejidos y otros elementos que se pueden observar. Aquí se muestra como ha ido evolucionando el oficio textil desde la época precolombina‚ convirtiéndose hoy en verdaderas obras de arte que muestran escenas y personajes de la vida cotidiana comunitaria.

Sucre gastronómico

Pero no todo es historia en Sucre‚ he podido probar también algo de su gastronomía y ese es otro de los motivos por los que volvería.

He comido‚ las veces que he podido‚ en el Mercado Central. Me parece que es el mejor lugar para conocer realmente la comida típica y saber de primera mano como come la gente de un lugar.

Allí probé el Mondongo. Típico plato chuquisaqueño elaborado con mote de maíz y carne bañada con un ají rojo. Delicioso‚ abundante y económico (17 Bs.) Con un vaso de Mocochinchi‚ bebida a base de durazno pelado y deshidratado (2 Bs!!).

IMG_4551
Mondongo

Otro plato que no podía dejar de probar era el Chorizo Chuquisaqueño (15 Bs.) y me recomendaron mucho el de Las Siete Lunares. Realmente excelente recomendación. El chorizo tiene el condimento justo‚ lo sirven con pancito remojado en el jugo de cocción y una ensalada refrescante que se agradece‚ ya que hacía mucho calor. Pequeño detalle… La ensalada tenía Capsicum pubescens‚ mejor conocido como locoto‚ el ají picante más utilizado en Bolivia. Me lo comí sin verlo. Increíblemente no salió fuego de mi boca… Este plato lo acompañe con un jugo de kiwi al agua (5 Bs.)‚ por ese mismo precio te hacen el jugo de la fruta que quieras‚ desde sandía hasta papaya.

IMG_4552.jpg
Chorizo Chuquisaqueño

Por último probé un Picante de Pollo (17 Bs.)‚ buenísimo y por supuesto… picante; para apagar el ardor esa vez elegí un jugo de melón al agua. De todas maneras se acompaña con arroz o fideo neutros y papa blanca lo que ayuda mucho a bajar lo picante de la salsa.

IMG_4554
Picante de Pollo

Además de los platos tradicionales‚ por la noche mientras el mercado estaba cerrado comí frente a la plaza principal‚ 25 de Mayo‚ una pizza Caprichosa en Pizzería Napolitana. Sabrosa, masa delgadísima, buena cantidad de queso (30 Bs.) con una copa de vino tinto nacional (16 Bs.). Me gustó. Cuando vuelva a Sucre vuelvo a comer allí.

IMG_4559
Pizzería Napolitana

Una de las mañanas de muchísimo calor‚ luego de haber caminado mucho fui a Heladería Sucré donde sirven helados artesanales. La atención poco atenta quedó compensada por el helado de oreo y tramontana que estaba buenísimo‚ especialmente el tramontana.

IMG_4560
Heladería Sucré

Mención especial para el hotel Monasterio donde me atendieron muy bien‚ un lugar con decoración que enamora.

Cuando puedan visiten Sucre‚ los va a cautivar como a mi.

Laura Decurnex – Sommelier

Más Tarija

Tarija
En mi nota anterior les contaba acerca del motivo principal que hace unos días me llevó a Tarija, las IV Jornadas Internacionales de Viticultura y Enología. En esta nota les cuento acerca de dos bodegas que visité aprovechando mi estadía allí.

Apenas llegada me encontré con Mauricio Hoyos, Gerente Comercial de los vinos Aranjuez, quién me guió durante mi visita a las instalaciones de la bodega y al viñedo ubicado en Santa Ana La Nueva, hermoso, como podrán ver en las imágenes que comparto con ustedes y con las que busco muy humildemente transportarlos hasta allí, no por oficiar de fotógrafa sino por querer perpetuar mi experiencia ya que esta vez me tocó viajar sin mi compañero de vida, quién además es un gran profesional de la fotografía.

Viñedos Aranjuez, Santa Ana La Nueva
Pero volviendo a lo nuestro… Me sentí muy contenta con la cálida bienvenida que recibí de parte de todos en la bodega, y si bien ya conocía sus vinos, durante la degustación que realizamos vi reflejado en ellos la franqueza, humildad y dedicación de cada una de las personas que está detrás de cada etiqueta. Sin lugar a dudas será la visita obligada cada vez que vuelva a Tarija.
Viñedos Aranjuez, Santa Ana La Nueva
Viñedos Aranjuez, Santa Ana La Nueva
Viñedos Aranjuez, Santa Ana La Nueva
Aranjuez
La segunda bodega era un destino pendiente, se trata de la bodega que elabora el vino que marcó mi llegada a Bolivia y mi aprendizaje acerca de los vinos bolivianos, el que me demostró que Bolivia merece estar presente activamente en el mundo del vino a nivel internacional y ser reconocida por la calidad de sus vinos de altura.
Magnus
Magnus
La bodega es Magnus, pequeña bodega que elabora grandes vinos lamentablemente, a mi pensar, aún poco conocidos incluso en Bolivia pero que ha demostrado un gran potencial, no porque lo diga yo, sino que así lo demuestran los diversos reconocimientos que ha obtenido a nivel internacional.
Magnus
La responsable de producción de los vinos, Elizabeth Arancibia, en persona nos recibió junto a su familia y amigos, nos contó acerca de sus comienzos como enóloga y del nacimiento de la bodega, además de deleitarnos con sus vinos.
Magnus

Resumiendo… muy pocos días para mi gusto en las tierras chapacas, aún me quedan pendientes viñedos, bodegas, productores, gastronomía, paseos…

Pero el que me quede tanto por recorrer y conocer no es más que una excusa inmejorable para volver…
Tarija
Santé
Laura Decurnex – Sommelier

IV Jornadas Internacionales de Enología y Viticultura

La semana pasada estuve en Tarija para las IV Jornadas Internacionales de Enología y Viticultura, muy bien organizadas por FAUTAPO, entre otras instituciones, y auspiciadas por la OIV. 
Aprendí mucho de parte de los más de 20 expositores y destaco las disertaciones de Philippo Pszczolkowski enólogo chileno quién expuso acerca de la “Potencialidad de las uvas de color para la elaboración de vinos tintos finos”, Hernán Ojeda director adjunto de la Unidad Experimental de Pech Rouge – INRA con su presentación “Riego de precisión de la vid. El riego de la vid en función del objetivo del viñedo. Efecto del estado hídrico sobre la fisiología de la planta y sobre el rendimiento y la calidad de la uva y del vino”, Raúl Guiñazú (INV) quién nos habló de los “Avances de la Ciencia y Tecnología en la Industria Vitivinícola Argentina” y Juán Luna enólogo salteño quién desarrolló el tema “Calidad en vinificación”, como para mencionar algunos de los temas tratados, pero además se contó con la presencia de Gustavo Gonzalez- Neves, Daniel Zamora, Marcos Taquichiri, Néstor Chuya, Adolfo Muñoz, Ivanira Falcade, Claudia Quini, Humberto Manzano, Emilio Grimaldo, Claudia Urzagaste, Wilmar Villena, Patricia Coehlo da Sousa, Pastor Gutierrez, Jorge Ruiz, Mauro Celso Zanus, Julio Molina, Raúl Orozco, Andrés Höy y Luigi Bavaresco. 
Los expositores internacionales fueron distinguidos por la Honorable Alcaldía de Tarija como “Visitantes Ilustres”. Y además se dio a conocer que se está trabajando para que en 2013 Tarija sea sede de las Jornadas Latinoamericanas de Viticultura y Enología.

Me dio mucho gusto también ver mucha gente joven (el futuro de la vitivinicultura boliviana) entre el público asistente, muy atentos y ávidos de conocimientos. Además de tener la posibilidad de conocer a los actores que hacen del vino de Bolivia lo que es hoy. 

Fueron tres días de aprendizaje, conociendo gente linda y disfrutando de una Tarija de cuál me enamoré… es una ciudad pequeña, hermosa, y su gente muy amable y atenta, con seguridad me tendrán por allí en más de una oportunidad.

Santé.