Maridaje de vinos y quesos

c885848bdda1075964243faa78691c75
Maridaje de Vinos y Quesos – Pinterest

Durante mucho tiempo en la historia, lo más habitual fue combinar quesos y vinos de la misma región. A este concepto se le llama maridaje viña-pasto, porque los pastos donde se alimenta el ganado son cercanos a los viñedos, y comparten el clima y el tipo de suelo.

Posteriormente se fueron haciendo maridajes con vinos y quesos de países diferentes, cuya armonía se descubrió con el comercio internacional. Es el caso de la combinación del Oporto portugués y el queso Cheddar británico‚ por ejemplo.

Vinos y quesos son productos vivos que con el paso del tiempo van transformando aromas, sabores y texturas; hay quienes los prefieren jóvenes y quienes los disfrutan más maduros.

Esta pareja se ha consolidado como el maridaje más frecuente, sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en que no existe una buena comunión entre estos productos, y evidentemente si lo que queremos es catar un vino y someterlo a nuestros sentidos no será conveniente que antes degustemos quesos porque entonces nuestra capacidad de percibir aromas, sabores y sensaciones quedará disminuida considerablemente puesto que los quesos, aun los más suaves‚ poseen aromas y sabores que suelen prevalecer por sobre sus acompañantes.

Pero si nuestra intención no es catar vinos‚ ni quesos; sino básicamente el disfrute de estas delicias‚ tendremos en cuenta varios aspectos al momento de decidir con que vino acompañar el queso o viceversa.

  1. Un queso muy curado y aromático hará desaparecer a un vino delicado,
  2. lo mismo sucederá con un vino robusto e intenso junto a un queso fresco.
  3. También debemos recordar que la unión de los taninos del vino junto con productos muy salados o ácidos originan una sensación desagradable en el paladar, por ello los vinos tintos, con poco tanino y bastante fruta o los añejos con taninos más delicados, serán mejor compañía para los quesos que los tintos jóvenes con alto contenido en taninos.
  4. Aún así, ante la tan variada gama de quesos que podemos encontrar en la góndola del supermercado, seguramente mayor armonía se conseguirá si elegimos un vino blanco dulzón o un rosé demi-sec, también los vinos espumosos pueden sorprendernos por su docilidad a la hora de la combinación con quesos.
  5. Los vinos tipo Oporto son un buen contraste para los quesos azules, ya que el carácter salado del queso se neutraliza a la vez que el vino pierde su sabor dulce.

Quesos suaves

Conseguirán una buena armonía servidos junto a vinos blancos secos, tintos ligeros o rosados.

Quesos Fuertes

Se acostumbra combinarlos con vinos tintos fuertes y de gran cuerpo, sin embrago la unión con vinos dulces naturales o de cosecha tardía resulta una exquisitez.

Maridajes tradicionales

Vino Queso
Jerez Manchego
Sauternes Roquefort
Gewürztraminer Münster
Ribera del Duero Manchego
Burdeos Roquefort
Chardonnay Manchego o queso de cabra
Penedés Quesos secos
Champagne Quesos de intensidad media y alta

Laura Decurnex – Sommelier

@laumalbec

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s